Ameer Makhoul sigue sacudiendo los cimientos del apartheid israelí después de dos años de cárcel Jillian Kestler-D’Amours | The Electrinic Intifada | Jerusalem 3 de Mayo 20

Ameer Makhoul sigue sacudiendo los cimientos del apartheid israelí después de dos años de cárcel 
Jillian Kestler-D’Amours | The Electrinic Intifada | Jerusalem 3 de Mayo 2012

fuente: http://electronicintifada.net/content/ameer-makhoul-still-shaking-foundations-israeli-apartheid-after-2-years-jail/11229
traducido del inglés por la Plataforma de Solidaridad con Palestina de Sevilla


Janan Abdu con el cartel de la campaña de Ameer Makhoul.
(Ben White / The Electronic Intifada)

Hace dos años, la vida Janan Abdu cambió para siempre.

“Los presos políticos no es sólo un problema, se ha convertido en nuestra vida”, ha daclarado Abdu, una destacada activista palestina de derechos humanos, madre de dos hijas y esposa de Ameer Makhoul, dirigente de la comunidad palestina que cumple una condena de nueve años en una prisión

Es muy duro porque lo vives cada día. Vives el dolor, pero vives la lucha. Yo no tengo ninguna opción; no tengo dos o tres opciones. La única opción que tengo es luchar y seguir”, dijo Abdu.

Este fin de semana (6 de mayo) se cumple el segundo aniversario del arresto de Makhoul. Makhoul fue el director de Ittijah, la Unión de Asociaciones Árabes Comunitarias, una red de organizaciones palestinas en Israel.

Dieciséis agentes de la agencia de seguridad interna de Israel, también conocido como el Shin Bet o Shabak, arrestaron a Makhoul durante una redada a las 3:00 a.m. en su casa de Haifa en 2010. Confiscaron los ordenadores de su familia, teléfonos celulares y muchos efectos personales, y procedieron a registrar las oficinas de Ittijah.

“Fue una detención traumática para mí y para mis hijas. Ellas pasaron dos semanas sin ver a su padre. Perdí a mis padres durante el mes de encarcelamiento de Ameer, incluso yo no pude verlo ni abrazarlo. Mi hija se graduó en la escuela sin su padre a su lado. Cuando se habla a nivel personal, es muy difícil”, declaró Abdu a The Electronic Intifada.

Incomunicado

Makhoul fue mantenido incomunicado en la cárcel israelí durante 12 días sin la asistencia de su abogado. Tres semanas después de su arresto, fue acusado de una serie de delitos contra la seguridad. Las autoridades israelíes afirmaron que Makhoul se puso en contacto con un agente del movimiento de resistencia libanés Hezbollah.

A pesar de haber examinado casi una docena de discos duros y más de 30.000 conversaciones telefónicas, las autoridades israelíes se basaron enteramente en la confesión de Makhoul como fundamento para la acusación formal contra él. Sus abogados y familiares dijeron que esta confesión fue obtenida bajo circunstancias de tortura.

Después de seis meses en la cárcel, Makhoul firmó un acuerdo con la fiscalía del Estado israelí el 27 de octubre de 2010. El acuerdo implicaba una lista reducida de los cargos, incluido el contacto con un agente extranjero y espionaje para Hezbollah, lo que suponía una pena máxima de siete a diez años de cárcel.

Como resultado del acuerdo con la fiscalía, el cargo de asistencia al enemigo en tiempos de guerra, lo que conlleva una sentencia de cadena perpetua, fue eliminado. A finales de Enero de 2011, Makhoul fue condenado a nueve años de prisión y un año de condena condicion.

Varios grupos internacionales de derechos humanos condenaron enérgicamente el tratamiento de Makhoul durante su detención, interrogatorio y encarcelamiento.

Encarcelado por defender los derechos

“El encarcelamiento de Ameer Makhoul tiene un desarrollo muy preocupante y vamos a estudiar los detalles de la sentencia tan pronto como nos sea posible”, dijo Philip Luther, subdirector de Amnistía Internacional para Medio Oriente y Norte de África, en un comunicado tras la sentencia de Makhoul (“activista palestino de derechos humanos encarcelado en Israel “, Amnistía Internacional, 30 de enero de 2011).

“Ameer Makhoul es bien conocido por su activismo por los derechos humanos en nombre de los palestinos en Israel y aquellos que viven bajo la ocupación israelí. Nos tememos que esto puede ser la razón subyacente de su encarcelamiento”, continuó Luther.

Los grupos de ayuda y solidaridad que trabajaron con Makhoul en su calidad de director de Ittijah también han planteado preocupaciones acerca de la imparcialidad del juicio y la legitimidad de su condena. No consideramos este juicio como un juicio claro y transparente que cumpla con las normas internacionales, así que cualquier cosa que salga de ese proceso, es difícil considerarlo un veredicto justo”, dijo Mieke Zagt, encargada del programa de la ICCO, inter-iglesia que lucha contra la pobreza, organización con sede en los Países Bajos.

Zagt explicó que, sabiendo que los verdaderos motivos que hay detrás de la detención de Makhoul quizá nunca se conozcan, su tratamiento ha tenido una repercusión tangible en los otros activistas de derechos humanos.

“Definitivamente esto ha tenido impacto en muchas personas cercanas a Ameer. Esto realmente asusta a la gente, y hemos sentido hasta ahora que la gente se siente intimidada por este proceso”, dijo a The Electronic Intifada.

“Queremos mantener la atención sobre él. Tenemos que recordarlo, sobre todo por lo que simboliza. El hecho de que él intenta la unidad palestina, [que] él está tratando de conseguir dentro[de Israel], la diáspora, Cisjordania y Gaza, lo hace especial y es algo que también nos inspiró”.

Poner cara y nombre a los presos

“Ameer representa a un hombre que lucha por sus derechos y los derechos de todo el pueblo palestino. Pensamos que era importante poner cara y nombre a los prisioneros”, dijo María Manrique, activista de la Plataforma de Solidaridad con Palestina en Sevilla, España, que hace campaña sobre el caso de Makhoul.

Su trabajo comenzó a ser una amenaza para los planes del gobierno israelí para expulsar a la comunidad árabe fuera de Israel. A lo largo del proceso judicial de Ameer quedó demostrado, una vez más, que la justicia y los tribunales militares en Israel son una farsa. Y, sobre todo, teníamos la convicción absoluta de que Ameer no había cometido ningún delito, por lo tanto, la gente se involucró para pedir su libertad”, dijo Manrique a The Electronic Intifada.

Segun Janan Abdu, la solidaridad internacional es crucial en la lucha por los derechos no sólo de Makhoul, sino de todos los presos políticos palestinos.

“Es muy importante que las familias sientan que no están solas, que no es sólo su problema personal o un problema, porque no lo es. Realmente, no lo es. La familia paga el precio individual por el encarcelamiento, pero todas las familias son parte del pueblo palestino y del colectivo de presos “, dijo Abdu.

“Los presos políticos palestinos que están en la cárcel, no son criminales, no son ladrones, no son asesinos. Ellos participan en la lucha por la libertad, por la liberación palestina de la colonización [israelí] y la ocupación continua. Ser un preso político palestino es ser un preso político por la libertad. ”

Ellos necesitan nuestro apoyo

En una conferencia en Jerusalén, a la que asistieron más de 150 activistas y familiares de los presos políticos palestinos, Mukhles Burgal, de 50 años, un ex preso que pasó un tiempo con Makhoul en la cárcel, también expresó la importancia de mostrar la solidaridad con los presos palestinos.

“Todos tenemos que hacer algo realmente fuerte por ellos. Ellos necesitan nuestro apoyo”, dijo Burgal, que pasó 28 años en la cárcel. “Sabíamos de todas las actividades de apoyo con nosotros como presos políticos, y tenía un efecto muy bueno en nosotros.”

Y añadió: “Todo el tiempo sientes que estás en guerra y que tienes que existir. Existir no quiere decir que existes por tí mismo, sino que existes con todas las personas que te rodean”.

Por el momento, cerca de 2.000 prisioneros palestinos están en huelga de hambre indefinida para protestar por el maltrato y la falta de derechos básicos en las cárceles israelíes. Esta campaña es la última de una serie de huelgas de hambre a gran escala que empezaron a finales de 2011, en protesta por el deterioro de las condiciones de vida en las prisiones israelíes.

Recientemente, el preso palestino Khader Adnan estuvo 66 días en huelga de hambre como protesta por su encarcelamiento con una orden israelí de detención administrativa -sin cargos ni juicio- antes de ser liberado en abril.

Otra prisionera, Hana al-Shalabi, también pasó semanas en huelga de hambre, antes de ser trasladada forzosamente a la Franja de Gaza.

Adnan ha reafirmado un principio importante de la resistencia a los regímenes colonialistas: cuando las personas o individuos, que son sus víctimas permanecen resueltas, el mundo va a reaccionar. La simpatía se convierte en solidaridad que, a su vez, puede alimentar un creciente movimiento de apoyo a la lucha que es capaz de sacudir los cimientos del sistema colonial”, escribió Ameer Makhoul en una carta desde la prisión de Gilboa en marzo.

Una de las fortalezas más importantes de la campaña de apoyo a Adnan fue que contó su historia personal humano, así como de su vida en la política y su lucha, de una manera que transmitió con éxito tanto su sufrimiento y su determinación. La historia de Adnan también encarnaba la esencia de la experiencia de los palestinos y su lucha por sus derechos y libertades, y sirven para exponer la esencia de Israel como lo que realmente es”, continuó Makhoul.

“El caso de Adnan demuestra que la victoria sobre el proyecto colonialista no es una misión imposible. Es posible. Y se ha renovado y fortalecido la esperanza de que el pueblo palestino es capaz de dinamizar su libre albedrío -la voluntad de victoria ”

Somos personas y familias

Janan Abdu dijo que aunque esperaba que su esposo fuera liberado de la cárcel lo antes posible, es realista y sabe que mantenerlo en la cárcel es una prioridad para el gobierno israelí.

“El Estado [israelí] quiere que Ameer pase los nueve años completos en la cárcel. Pienso que lo importante es no darse por vencido y continuar nuestra lucha y organizando campañas a nivel internacional y local”, dijo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: